in

Las 5 posturas sexuales favoritas de las mujeres

Te damos unos consejos imperdibles con las 5 posturas sexuales favoritas de las mujeres. Si bien hacer el amor puede practicarse de muchas formas, éstas son las preferidas por ellas, ya que consiguen más placer y orgasmos súper intensos. ¡Conocelas!

Cuando llegue el momento de la acción, te recomendamos estas 5 posturas sexuales favoritas de las mujeres. Los que saben del tema aseguran que son infalibles para las damas a la hora de gozar plenamente y sentirse satisfechas como nunca.

Te contamos cuáles son:


El sexo reduce el stress

La Indra: la mujer se acuesta boca arriba, flexiona sus piernas y apoya los pies sobre el pecho de su pareja, quien espera para penetrarla arrodillado.

Esta posición logra una gran estimulación profunda en ella. Además, el hombre puede ir variando la intensidad de sus movimientos, lo que provocará orgasmos muy intensos.

El perrito: también conocida como la posición “en cuatro patas”. La mujer, de rodillas, extiende sus brazos para apoyarse sobre sus manos. El hombre hace lo suyo por detrás y cuenta con un plus: con una de sus manos puede estimular el clítoris mientras penetra a su amante.

En esta postura las mujeres experimentan un intenso placer porque el pene alcanza la zona del punto G. Además de dar una gran estimulación en las paredes vaginales.

Placer indiscutido

 

El tornillo: ella debe ubicarse al borde de la cama y estirar sus piernas a un lado, formando una “L”. El hombre se posiciona de rodillas. Y así puede penetrarla de costado.

También le es fácil a él usar sus manos para estimular el clítoris, ayudando a su pareja a llegar al orgasmo de manera súper intensa.

La cortesana: la mujer puede sentarse al borde de la cama o directamente en una silla. El hombre, dependiendo de su altura, puede arrodillarse o quedarse parado para lograr un fuerte coito. 

Ella aprovecha esta postura para “abotonar” a su pareja con sus piernas, rodeando su cintura y apretándolo contra su cuerpo.

Así ambos consiguen una cómoda y variada cantidad de movimientos pélvicos. Orgasmo garantizado.

Andrómaca: se trata básicamente de que la mujer se arrodille encima del hombre. Al ponerse como “a caballito” de él, ella, desde arriba, tiene el control total de la situación.

Pudiendo manejar a gusto la intensidad de los movimientos. Y, estando frente a frente, ambos pueden besarse y acariciarse con sus manos por las zonas pectorales.

Este “cara a cara”, bien cercano, es de enorme estimulación para ellas, que consiguen así llegar al orgasmo con facilidad.

Conocé más sobre el cuerpo femenino aquí.

¿Qué te parece?

64 Puntos
Upvote Downvote